martes 17 de mayo 2022

Prohíben usar prendas con valor histórico en futuras galas del Met

El vestido de gala Met de Kim Kardashian enfureció tanto a los conservadores que el Consejo Internacional de Museos tuvo que hacer una declaración

La polémica dieta de Kim Kardashian para entrar en el vestido de Marilyn Monroe

Tras un ataque de indignación pública, en gran parte por parte de los conservadores textiles, por el hecho de que Kim Kardashian llevara un icónico vestido de Marilyn Monroe a la Met Gala, el Consejo Internacional de Museos ha emitido directrices renovadas sobre el manejo de prendas históricas.

“Las prendas históricas no deben ser usadas por nadie, ni por figuras públicas ni privadas”, dijo la organización en un comunicado tras el alboroto. «Es mejor prevenir que curar. El trato incorrecto destruirá un objeto para siempre”.

También se incluyen pautas para no exponer dichas prendas a altos niveles de luz, incluidas las fotografías con flash. Aún está por verse si estas reglas estrictas disuadirán a aquellos que pueden acceder a prendas históricas de usarlas.

A principios de este mes, la empresaria usó el infame vestido que tenía Monroe en 1962 cuando cantó «Feliz cumpleaños, señor presidente» a John F. Kennedy en el Madison Square Garden. Kardashian tomó prestado el vestido de Ripley’s Believe It or Not!, no un museo acreditado. El museo de novedades compró la obra en una subasta en 2016 por 4,8 millones de dólares.

Aunque usó el vestido solo en la alfombra roja del museo y se cambió a una réplica una vez dentro, los conservadores, incluida la exjefa del departamento de conservación de la moda del Met, Sarah Scarturro, criticaron a la socialité.

“Cuando era jefa del laboratorio de conservación del Costume Institute, tuve que rechazar solicitudes de personas (incluida Anna Wintour) para que modelos y celebridades usaran objetos irremplazables de la colección”, dijo Scarturro.

En vivo

Programación completa
Cerrar